Estos días he observado como Asier Marqués comentaba en su Twitter que estaba desarrollando una pequeña herramienta para borrar sus tuits de forma automática lidiando con la API de la red social, la cual terminó y uso de forma que fueron eliminados todos sus tuits anteriores al 2013.

Lo cierto es que no comprendía porque queria eliminar sus tuits, hasta que escribió en su blog un post muy completo exponiendo sus razones. En el comenta que la gente tiende a sacar de contexto lo que escribimos, a darse por aludido quien no debe, a mal-entender ironías o a tomarse más confianzas de las que debe, supongo que razón no le falta.

Yo apenas llevo dos años en esta red y no puedo saber como era antes de la crisis, tampoco tengo un numero de seguidores notables como para que nadie se de por aludido con mis comentarios, y quizás tenga mucho que agradecer a la red puesto que gracias a ella he podido conocer a gente increíble, auténticos/as maquinas de los que trato de aprender a diario mediante sus aportaciones; a los cuales de otra forma nunca hubiera conocido.

Pero el post de Asier tiene mucho peso y ha hecho que empiece a reflexionar si realmente es necesario que toda nuestra vida quede almacenada en la redes; lo vemos a diario en las noticias, personas que ostentan cargos importantes metidos en problemas por pasados aparentemente ocultos, y es que con un poco de investigación en internet pueden salir muchos datos a la luz.

¿Realmente tiene alguna utilidad que quede almacenada de manera indefinida nuestra vida en internet? No lo se, ahora mismo pienso que no, posiblemente tenga mas contras que pros, y empiezo a ver la idea de tuits con fecha de caducidad de Asier como una buena idea. No tiene demasiado sentido que dentro de de dos años alguien sepa lo que hice hoy, tampoco hay que irse tan lejos, bastan unos días, o semanas para que no tenga sentido, y es que tendemos a compartir información compulsivamente sin pararnos a pensar en el valor real de lo que decimos.

Asier dice que hará publica su herramienta para que la use todo el que quiera, yo de momento no tengo pensado usarla pero no descarto hacerlo en un futuro, tal vez manteniendo un limite, quizás ¿un máximo de 1500 tuits?, no lo se, sea como sea os invito a ver el video que dejo al final, donde se muestra en apenas dos minutos y medio como lo que compartimos puede llegar a perjudicarnos, estoy seguro que después de verlo te planteas que es lo que compartes.

Y tu, ¿que opinas?

——

Enlace al post: http://asiermarques.com/2013/por-que-mis-tweets-caducan/